MENU
Director. David Lean
Intérpretes. Omar Sharif, Julie Christie, Geraldine Chaplin, Tom Courtenay, Alec Guinnes, Rod Steiger, Ralph Richardson, Rita Tushingham.
197 minutos

Inglés



UNA HISTORIA DE AMOR EN MEDIO DE LA REVOLUCIÓN

Yuri Zhivago está enamorado de Tonya Gromeko, cuya familia le recogió cuando sus padres murieron. Mientras estudia medicina en Moscú, conoce y se siente atraído por Lara, hija de una costurera. Cuando Komarovsky, el amante de la madre de Lara, la seduce y humilla, ella dispara contra él en una fiesta de Navidad en la que se anuncia el compromiso matrimonial de Zhivago y Tonya. Interpretando su acción como un gesto revolucionario en un clima político cada vez más enrarecido, y caracterizado por las manifestaciones callejeras, Pasha, un ferviente bolchevique y novio de la joven, la acompaña a la salida de la fiesta y posteriormente se casa con ella. Durante la I Guerra Mundial, mientras Zhivago interviene como médico en el frente, se encuentra nuevamente con Lara, que ejerce de enfermera. De vuelta en Moscú, Zhivago descubre que la ciudad ha sido radicalmente transformada por la Revolución, y que él mismo es considerado sospechoso por una poesía que ha publicado. Yevgraf, su medio-hermano y comisario político en el nuevo régimen, le insta a abandonar Moscú con su familia y a quedarse durante algún tiempo en el campo. El viaje hacia los Urales resulta largo y penoso…

La versión de Doctor Zhivago de David Lean constituye al mismo tiempo un ejemplo de superproducción al viejo estilo, a Lo que el viento se llevó, y el inicio de una nueva era en la historia de las grandes epopeyas cinematográficas. A mediados de los sesenta del siglo XX había pasado ya la moda de las películas bíblicas. El Imperio romano había caído cinematográficamente, y el desastre financiero de Cleopatra selló definitivamente la suerte de las superproducciones ambientadas en la antigüedad. El cine histórico necesitaba dar un gran giro, y la Revolución Rusa, con sui tema de lo viejo dando paso a lo nuevo y sus grandes posibilidades de combinar el cine de época con las preocupaciones contemporáneas, parecía ser la fuente de inspiración más apropiada.

Cuando el productor Carlo Ponti adquirió los derechos de la famosa novela de Boris Pasternak, y se los ofreció a la MGM, el proyecto de llevar al cine Doctor Zhivago empezó a perecer económicamente posible, a pesar de que Hollywood había perdido ya su cualidad de trocar en orto todo lo que tocaba. En el momento de iniciarse el proyecto, el libro figuraba entre los primeros de las listas de best-sellers de medio mundo. Estaba todavía reciente el escándalo de que las autoridades soviéticas hubiesen negado a Pasternak el derecho a viajar para recoger el Premio Nobel. Y, gracias a El puente sobre el río Kwai y Lawrence de Arabia, David Lean era considerado como un realizador fiable y seguro para esa clase de superproducciones. (...)


AMPLIAR (Revista nº23)


Julián de la Llana del Río

También comentó:
La Novia - Techo y Comida - Nuestra herrmana pequeña - La juventud - Nadie quiere la noche - Mayo de 1940 - Los cuatro mosqueteros - Los años bárbaros - Doctor Zhivago - Bienvenido Mr. Heston.

© Cineclub UNED | 1994-2017