MENU
Director.Juan Miguel del Castillo
Intérpretes. Natalia de Molina, Jaime López, Mariana Cordero, Gaspar Campuzano, Mercedes Hoyos, Manuel Tafallé.
90 minutos

V.O. en castellano



ESA CRISIS QUE NO CESA

Techo y comida es una historia realista que se identifica con un cine comprometido, pero alejado de demagogias, en apariencia sencillo y, sin embargo, de calado hondo en el alma y en la mente del espectador. Una película “necesaria” que no dejará a nadie indiferente.

En el año 2012, casi trece millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza y de exclusión social en España. Techo y comida cuenta una de esas historias que ha sido o puede ser verdadera.

Rocío es una joven madre soltera y sin trabajo que no recibe ningún tipo de ayuda ni subsidio por lo que no puede hacer frente a los pagos del alquiler del piso en el que vive. Entre la vergüenza y el temor a perder la tutela de su hijo Adrián, de ocho años, Rocío sufre en soledad una situación muy precaria que lejos de mejorar, empeora cada día. La denuncia del propietario de la vivienda, acuciado también por las deudas, precipitará la amenaza de la orden de desahucio.

El punto de partida para el guión de Techo y comida surgió, en el año 2012, al reconocer Juan Miguel del Castillo, en un reportaje de televisión sobre la crisis económica, a una antigua vecina que vivía sola con dos niños, sin recursos y sin ningún tipo de ayuda familiar ni administrativa, encontrándose al borde del desahucio. Este hecho dejó muy impactado a Del Castillo y le motivó a realizar una película sobre el tema.

“Más allá de indignarme por la grave e injusta situación general por la que estaban pasando (en 2012, se calcula que en España fueron desahuciadas 500.000 familias de sus casas), una de las ideas que me preocupaba -afirma el director del film- era que, durante el tiempo que fuimos vecinos, nunca supe ni sospeché de sus dificultades. Esto revelaba dos dramas que cohabitaban en paralelo y se retroalimentaban.

El primero, el mío personal que evidenciaba que, a pesar de la cercanía física, en verdad cuán lejos estaba de su realidad, por extensión, llevando la reflexión al terreno colectivo, que aislados vivimos los unos de los otros. Y el segundo drama, causa o efecto del primero, era saber cuáles habían sido las motivaciones que llevaron a mi vecina a silenciar su problema, vivirlo en soledad haciéndolo invisible a los demás e imposibilitar, al menos idealmente, el auxilio o solidaridad de otras personas.

A nivel jurídico está basado en un caso real que sucedió en Torrejón de Ardoz en el año 2011. He sido bastante cuidadoso con el tema de los plazos y situaciones reales que se dan en los juzgados españoles en las ejecuciones de los llamados (...)


AMPLIAR (Revista nº23)


Julián de la Llana del Río

También comentó:
La Novia - Techo y Comida - Nuestra herrmana pequeña - La juventud - Nadie quiere la noche - Mayo de 1940 - Los cuatro mosqueteros - Los años bárbaros - Doctor Zhivago - Bienvenido Mr. Heston.

© Cineclub UNED | 1994-2017