Pantalla Grande

La ruleta de la fortuna y la fantasía

Coincidencia e imaginación



Director: Ryûsuke Hamaguchi

Guión: Ryûsuke Hamaguchi

Fotografía: Yukiko Iioka

Música: Robert Schumann

Montaje: Ryûsuke Hamaguchi

Diseño Sonido: Akihiko Suzuki

Sonido: Naoki Jono

Diseño de Producción: Masato Nunobe y Seo Hyeonsun

Vestuario: Fuminori Usui

Director de Producción: Hiyoshi Omika

Productores Ejecutivos: Sho Harada y Katsumi Tokuyama

Intérpretes: Kotone Furukawa, Ayumu Nakajima, Hyunri, Kiyohiko Shibukawa, Katsuki Mori, Shouma Kai, Fusako Urabe, Aoba Kawai


Idioma (VOSE): Japonés

Duración: 121'

SESIÓN A 15.12.21

Sesión B 22.12.21

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, como descubrió Pedro Navaja, para su desgracia. Esta película, como señala su título, está marcada por dos elementos. Por una parte, el azar, la casualidad, los encuentros y lo imprevisible. Por otra, las fantasías, los recuerdos y los deseos, las construcciones mentales en las que intentamos encajar una realidad que se nos escapa. Son tres historias independientes, por su argumento y personajes, pero relacionadas por los mismos temas y por la puesta en escena. Advertencia: aunque no vamos a desvelar los giros decisivos de los episodios, igual prefieren no saber nada en absoluto y leer esto, en su caso, después de ver la película. Ustedes verán.

La primera historia se titula Magia (o algo menos reconfortante). Después de una sesión de fotos, la joven modelo Meiko (Kotone Furukawa) y su mejor amiga Tsugumi (Hyunri) vuelven juntas en taxi. Tsugumi, que está “radiante”, según observa Meiko, le cuenta a su amiga que acaba de conocer a un hombre, Kazuaki (Ayumu Nakajima), en una reunión de negocios. Los dos pasaron quince horas juntos, charlando después de la reunión, y parece que ha surgido la “magia” entre ellos, una facilidad de comunicación, de decirse cosas que no han dicho a nadie, una química que anuncia que podrían enamorarse. No, no se acostaron. Pero sí parece que puede haber nuevas citas y surgir una relación. Las dos amigas hablan y bromean, de manera confiada y distendida, sobre si el sexo procede en la primera cita o en la tercera, sobre la chispa de los primeros encuentros, sobre si la mera conversación puede ser erótica, sobre si sentirse a gusto es lo mismo que el romance… El hombre del que habla Tsugumi tenía una ex que le engañó varias veces, pero él siguió con ella porque la amaba, hasta que rompieron. La conversación, de unos diez minutos, está filmada desde dentro del taxi, alternando un plano medio frontal de las dos, con el fondo de la ventana trasera del coche, a través de la que vemos un recorrido nocturno por Tokio, con primeros planos de cada una, desde un ángulo un poco lateral. Es una charla natural y amena, que seguimos intrigados, preguntándonos a dónde nos llevará… Cuando Tsugumi llega a su casa y se baja del taxi, una Meiko súbitamente seria ordena al conductor que vuelva por donde han venido… empieza así la parte “menos reconfortante”, que desenvuelve una trama de azares, encuentros y posibilidades alternativas.

Una puerta abierta de par en par, el segundo episodio, sucede en una universidad. El estudiante Sasaki (Shouma Kai) se arrodilla ante el profesor Segawa (Kiyohiko Shibukawa) para implorarle algo de lo que depende su futuro, y que el profesor le niega. Cinco meses después, Segawa ha publicado una novela de éxito y recibido un premio prestigioso. Sasaki obliga a su amante Nao (Katsuki Mori), ex alumna del profesor, a tenderle una “trampa de miel” para destruir su carrera y vengarse. La hermosa joven se presenta en el despacho de Segawa, quien todavía la recuerda como alumna, y trata de cerrar la puerta, que él se asegura de mantener abierta. Nao le engatusa hablando del premio y la novela, le pide un autógrafo y le lee, despacio y de manera muy sensual, una página erótica del libro… Luego, con la puerta abierta, hablan sobre literatura, tentaciones y fuerza de voluntad, y ella reconoce tener una “debilidad sexual”. Y de pronto le revela que ha estado grabando la conversación, lo que conduce a varios giros inesperados, y a un error con efectos a largo plazo…

El tercer episodio, Una vez más es el más desconcertante y surrealista. El punto de partida es de ciencia ficción, o de realidad alternativa: unos rótulos iniciales nos informan sobre un virus informático llamado Xeron, que en 2019 infectó a los ordenadores, filtrando toda la información confidencial, y haciendo que el mundo regresase al correo postal y los telegramas, no se sabe si de manera temporal o permanente. Natsuko (Fusako Urabe), ingeniera de sistemas en paro, asiste a la reunión de su clase del instituto femenino Miyagi de 1998 (es un tranquilo cóctel en la biblioteca, no los bailes en el gimnasio que vemos en las películas americanas). Ella permanece apartada en la fiesta, hasta que una antigua compañera la reconoce, aunque ella equivoca su nombre y parece haber cierta tensión antigua entre las dos. Al día siguiente, vuelve a un restaurante que frecuentaba cuando estaba en el instituto. Días después, en la escalera mecánica de la estación de tren de Sendai, Natsuko se cruza con otra compañera del instituto (Aoba Kawai). Superada la sorpresa inicial, se saludan efusivamente y se ponen al día de sus vidas. La compañera propone a Natsuko que la acompañe a su casa, porque está esperando una entrega (un paquete de Blu-Ray, porque las plataformas de streaming han dejado de funcionar). La conversación cambia a lo personal, cuando Natsuko la acusa de seguir evitando lo importante, y le dice que lamenta no haber luchado por sus sentimientos. Entonces, la otra le dice que, en realidad, no recuerda su nombre y le pregunta si ella recuerda el suyo. Natsuko la llama Mika Yuki, pero la otra mujer dice que se llama Aya Kobayashi y que no la conoce… No contamos más.

Esta es la primera película de Ryûsuke Hamaguchi estrenada comercialmente en España, y nos sirve de puerta de acceso al mundo de uno de los directores japoneses más reconocidos del momento. El título original del film, que se traduciría literalmente por “coincidencia e imaginación”, es más escueto que el título internacional y el español, que añaden lo de la “ruleta” o “rueda”, quizá para evocar a la vez el juego de casino y la “ronda” de la obra teatral de Arthur Schnitzler. Según explica el director y guionista, concibió estas tres historias, que comparten ese tema común de “coincidencia e imaginación”, como las primeras de una serie de siete: “Representar la coincidencia es una manera de considerar lo excepcional como la esencia del mundo, en lugar de lo real. Al crear un trabajo con ese título, comprendí que la historia se abre a un sinfín de posibilidades inesperadas”.

Así pues, por un lado, están las “coincidencias”: un encuentro casual en una cafetería o en una escalera mecánica; la llegada de un paquete en el momento oportuno; la persona que vuelve a la oficina, porque ha olvidado algo, e interrumpe un posible beso; una puerta abierta por la que, en cualquier momento, puede asomar alguien; la equivocación en una dirección de correo electrónico; la filtración de un mensaje; un error de identidad… Pero, junto a esas coincidencias que se pueden atribuir al azar o al destino, está la “imaginación” de los personajes, que intentan dotar de sentido a lo que sucede, para lo que entran en juego las creencias, la identidad, la memoria, la representación, los deseos o los sueños. Desde la ilusión ante el comienzo de un nuevo amor, hasta la tristeza, la culpa y el arrepentimiento por lo que nunca ocurrió.

La mayor parte de la película está formada por diálogos de dos personajes en un espacio único (la charla de dos amigas en un taxi, una conversación en una oficina, profesor y alumna en un despacho, dos antiguas compañeras en una cocina), pero no resulta en modo alguno “teatral” (y conste que no tengo nada contra lo teatral). El extraordinario trabajo de las actrices, la situación de la cámara, la composición de los planos, las pocas, pero expresivas localizaciones, la fotografía y la melancólica música de piano de Schumann, redondean una película sorprendente y fascinante.

PROXIMAMENTE
Pantalla Grande
El agente Topo

SESIÓN A 28.10.21

Sesión B 02.11.21

PROXIMAMENTE
Ciclo Luis García Berlanga
Esa pareja feliz

Sesión 02.11.21

PROXIMAMENTE
Ciclo Luis García Berlanga
Plácido

Sesión 08.11.21

© Cineclub Uned 1994-2021

info/a/cineclubuned.es - 975 224 411