MENU
Director. Kenneth Branagh
Intérpretes. Kenneth Branagh, Emma Thompson, Michael Keaton, Robert Sean Leonard, Keanu Reeves, Denzel Washington, Kate Beckinsale, Richard Briers, Imelda Staunton, Phyllida Law, Gerard Horan, Richard Clifford, Brian Blessed, Jimmy Yuill, Ben Elton, Alex Lowe, Patrick Doyle, Edward Jewesbury, George Seacole, Hugh Oatcake, Frances Seacole.
106 minutos

Inglés



SHAKESPEARE ERA UNA FIESTA

La secuencia de apertura merece que nos fijemos en detalle. Las letras del poema que luego cantará Balthazar (“Sigh no more, ladies, sigh no more. Men were deceivers ever. One foot in sea and one on shore. To one thing constant never…”), aparecen escritas en pantalla, en letras blancas sobre fondo negro, mientras las oímos recitadas por la voz sabia y lúcida de Beatrice (Emma Thompson). La pantalla se llena con la imagen de una pintura en acuarela de la villa de Leonato (Richard Briers), el gobernador de Mesina. La cámara se mueve un poco a la izquierda, para revelar la vista real de la villa, mientras se sigue oyendo el poema en off. El continuo movimiento de cámara va mostrando a Leonato, Antonio (Brian Blessed), Hero (Kate Beckinsale), las damas y las criadas Ursula (Phyllida Law) y Margaret (Imelda Staunton), los hombres que luego veremos que forman la Guardia… hasta que el recorrido de la cámara termina en un primer plano de Beatrice, que concluye la lectura del poema. Todos ríen.

Un mensajero (Alex Lowe) anuncia la llegada del príncipe Don Pedro de Aragón, tras una exitosa campaña bélica en la que han muerto pocos hombres y ninguno importante (!). Y así llegan, cabalgando a cámara lenta con una espléndida fanfarria de Patrick Doyle (en una cita deliberada de Los siete magníficos), Don Pedro de Aragón (Denzel Washington), con sus caballeros Benedick (Kenneth Branagh) y Claudio (Robert Sean Leonard), y con su maquiavélico hermanastro Don John (Keanu Reeves) que, después de haberse enfrentado a Don Pedro ha sido perdonado por éste, pero mantiene su rencor y su descontento… El conde Claudio está enamorado de Hero, pero, menos atrevido en el amor que en el combate, acepta que Don Pedro se declare en su nombre (!). Por su parte, Benedick y Beatrice retoman su ya tradicional duelo de ingenio (“merry war”, según Leonato), intercambiando pullas y rebuscados insultos… Tras algunos equívocos, se fija la boda… Pero las cosas se complican. Don Pedro y sus hombres, por un lado, y Hero y Ursula, por otro, deciden gastar una broma a Benedick y Beatrice, haciendo creer a cada uno/a que el otro/a está locamente enamorado/a de él/la... Y de manera más siniestra, Don John trama un engaño, con la participación de sus ayudantes, Borachio (Gerard Horan) y Conrade (Richard Clifford), para que el ingenuo Claudio crea que Hero le es infiel… Sorprendentemente, el desastroso comisario Dogberry (Michael Keaton), un Clouseau shakespeariano, con ayuda de Verges (Ben Elton), su Watson campesino, será quien resuelva la situación. (...)


AMPLIAR (Revista nº23)


Roberto González Miguel

También comentó:
La habitación - Taxi Teherán - El caso Fritz Bauer - The lady in the van - El club - Enrique V - Morir todavía - Los amigos de Peter - Mucho ruido y pocas nueces - Frankenstein de Mary Shelley - Hamlet - Trabajos de amor perdidos - Como gustéis - La flauta mágica - La huella - Una pastelería en tokio - Jiro dreams of sushi - The ramen girl.

© Cineclub UNED | 1994-2017