Miradas de Cine II

Elegy

No te preocupes tanto por envejecer, piensa en madurar



Directora: Isabel Coixet

Guión: Nicholas Meyer

Sobre la Novela de Philip Roth El animal moribundo

Fotografía: Jean Claude Larrieu

Montaje: Amy Duddleston

Diseño de Producción: Claude Paré

Vestuario: Katia Stano

Productores: Tom Rosenberg, Gary Lucchesi y Andre Lamal

Productores Ejecutivos: Richard Wright, Eric Reid, Terry A. McKay y Judd Malkin

Intérpretes: Penélope Cruz, Ben Kingsley, Dennis Hopper, Peter Sarsgaard, Patricia Clarkson, Deborah Harry, Charlie Rose, Antonio Cupo, Michelle Harrison, Sonja Bennett, Emily Holmes, Chelah Horsdal, Julian Richings, Laura Mennell


Idioma (VOSE): Inglés

Duración: 110'

Sesión 01.03.22

David Kepesh (Ben Kingsley) es profesor universitario en Nueva York, donde imparte un selecto seminario de literatura. Disfruta de cierta celebridad como crítico cultural en televisión y radio. Cada año, elige una alumna como objeto de conquista. No intenta nada durante el curso, para evitar demandas por acoso sexual (sic). Pero, cuando el curso termina, da una fiesta en su elegante apartamento, donde su labia, carisma, cultura, prestigio y pequeña fama, consiguen fácilmente seducir a la elegida (aunque, para él, tener que hablar sobre Kafka, arte y música, antes de podérsela llevar a la cama, no sea más que un molesto trámite). Este año, se ha fijado en Consuela Castillo (Penélope Cruz), bella e inteligente hija de inmigrantes cubanos… Todo comienza según sus deseos, pero Kepesh empieza a obsesionarse. Kepesh buscaba unos pechos y se encuentra con una mujer, con una persona, con un misterio que no sabe encajar (“Hay muchas cosas que aún no sabes de mí”, dice ella). La diferencia de edad, le hace creer que en cualquier momento va a aparecer un hombre más joven que le “quite” a Consuela. La posesividad y los celos van minando la relación (“un futuro contigo me asusta”). Los errores y las mentiras lo enredan todo: un Kepesh celoso y ridículo se presenta a una fiesta sin ser invitado, para controlar a Consuela, pero en cambio le da plantón cuando ella le pide que asista a su fiesta de graduación con su familia cubana (la de ella). Por cierto, aquí Coixet introdujo un detalle significativo, no previsto en el guión: Kepesh le lleva flores; por tanto, parece que, hasta el último momento, él dudaba sobre ir a la fiesta…

La película se abre con una cita de Bette Davis: “La vejez no es para cobardes” (bueno, ella dijo “sissies”, pero hoy día me parece más correcto traducirlo por cobardes o pusilánimes, que respeta la intención). Y con otra de Tolstoi: “La vejez es la mayor sorpresa de la vida”. En fin. Como le dice a Kepesh su amigo y confidente, el poeta George O’Hearn (Dennis Hopper), no debería preocuparse tanto por envejecer (“grow old”) sino por madurar (“grow up”). La edad es uno de los temas centrales del film, lo que nos permite enlazarlo con Demasiado viejo para morir joven (1988), la primera película de la directora. Pero aquí ya no se trata de un veinteañero que aún tiene mucho tiempo (aunque no le sobre), sino de un hombre de 62 años que empieza a percibir la cercanía de la vejez y su obvia consecuencia (señalada por el título del libro). Sin embargo, como dice su voz en off al principio, sigue envuelto en los aspectos carnales de la comedia humana (el sexo, vaya), porque, en su cabeza… nada ha cambiado.

La relación entre Kepesh y Consuela es el eje emocional y dramático de la película, pero en la vida del “profesor del deseo” confluyen otras líneas, otras conexiones. Su amante Carolyn (espléndida Patricia Clarkson), una mujer sofisticada con la que mantiene una larga relación ocasional, a la que no merece (“Gacias a Dios por Carolyn”, dice él cínicamente) y a la que traiciona, hasta que ella descubre sus mentiras (“Conmigo lo tenías todo, soy una entre un millón”, le espeta ella), y que también menciona que se está haciendo vieja. Un hijo, Kenny (Peter Sarsgaard), al que abandonó años atrás junto a su madre, y que ahora le reprocha todas sus cuitas, aunque sea un hombre de éxito (incapaz de asimilar que está haciendo lo mismo que su padre, al tener una amante, intenta refugiarse en una pretendida y endeble superioridad moral, llegando incluso a ir a casa de los padres de ella). Y su amigo y “Horacio”, el poeta laureado George O’Hearn (gran Dennis Hopper), comentarista y coro griego del relato, que tiene una esposa a la que ama (Debbie Harry), pero también incontables relaciones con jovencitas.

En otras páginas, revisamos con detalle el tránsito del libro a la pantalla. La película también tiene una estructura circular: empieza con Kepesh mirando por la ventana, en un crepúsculo lluvioso, y al final volvemos a ese momento, antes del desenlace y epílogo. En su comentario al DVD USA, el guionista Nicholas Meyer analiza las claves de la planificación y la puesta en escena de Isabel Coixet. Una de sus elecciones es estar cerca de los personajes, hacer muy poco planos generales. Su estrategia visual es que, cuando Kepesh está solo, se enfatiza esa soledad dentro de un plano general. En cambio, en las escenas íntimas con Consuela, se usan planos más cercanos. Y en la decisiva conversación entre ambos, cerca del final, los planos se hacen aún más cerrados e íntimos, el mundo se reduce. La directora recortó el diálogo, más largo en el guión, para centrarse en lo esencial, y evitó la tentación de “abrir” la escena, manteniendo la unidad de espacio y la cercanía… Esta maravillosa secuencia, en la que brillan Kingsley y Cruz (ella, me atrevería a decir, en la mejor interpretación de su carrera), nos da la dimensión de hasta qué punto la película, siendo lo mismo argumentalmente, es a la vez muy superior a la novela, como hemos dicho en otra parte.

En la rueda de prensa de la Berlinale de 2008, Isabel Coixet dijo que creía que el alma y el espíritu de los personajes están en la película. Lo están, junto a los temas centrales: el paso del tiempo, la edad, el amor, el sexo, la belleza y su pérdida, las maneras de mirar y recordar, la enfermedad, la mortalidad… todo ello con una de las plasmaciones visuales más bellas y elegantes de la carrera de su directora.

PROXIMAMENTE
Pantalla Grande
El agente Topo

SESIÓN A 28.10.21

Sesión B 02.11.21

PROXIMAMENTE
Ciclo Luis García Berlanga
Esa pareja feliz

Sesión 02.11.21

PROXIMAMENTE
Ciclo Luis García Berlanga
Plácido

Sesión 08.11.21

© Cineclub Uned 1994-2021

info/a/cineclubuned.es - 975 224 411