MENU
Director. Paolo Sorrentino
Intérpretes. Michael Caine, Harvey Keitel, Rachel Weisz, Paul Dano, Jane Fonda, Tom Lipinski, Ed Stoppard, Madalina Diana Ghenea.
124 minutos

Inglés, español y alemán.



EL PASO DEL TIEMPO

Tras La gran belleza, con su estudio de la decadencia del presente a través de la lente que ofrece la ciudad de Roma, Sorrentino ha elegido para contar su historia a un hombre octogenario que trata de resolver sus conflictos internos, ya que ve que su tiempo se está acabando.

Dos viejos amigos octogenarios, Fred y Mick, disfrutan de unas vacaciones en un hotel de lujo en Los Alpes. Fred, compositor y director de orquesta ya retirado, no tiene intención de volver a su carrea musical que ha abandonado hace tiempo, mientras que Mick, director de cine aún en activo, intenta terminar el guión de su última película. Los dos amigos saben que su tiempo se acaba, y deciden enfrentarse juntos al futuro. Pero a diferencia de ellos, nadie parece preocuparse por el paso inexorable del tiempo… Mientras, la vida sigue…

La película es, por encima de todo una historia de amistad entre dos ancianos que juntos tratan de afrontar su futuro inmediato, su relación con sus hijos y los que son más jóvenes que ellos y su distinta perspectiva de las cosas. Junto a una narración lineal que busca la intimidad con los personajes, Sorrentino emplea una gran estructura visual imaginativa para investigar sus relaciones y tejer el drama de los lazos que les atan, continuando con el estilo formal que marcan sus obras anteriores.

Después de haber pintado un fresco urbano de Roma, el director ha elegido para su nueva película un hotel al pie de Los Alpes, una ubicación sumamente evocadora donde el horizonte se define por la majestuosidad del perfil de las montañas. En este sentido, la propia naturaleza, en su constante renovación, es un importante elemento narrativo y visual.

Sorrentino se atreve con esta ambiciosa y singular película porque tiene algunas ideas “fuertes” y filma con una inspiración visual extraordinaria, que hace de sus trabajos una delicia plástica.

La juventud se puede considerar como una celebración de la vida, en la que el director reflexiona en torno a la juventud, la belleza, el amor, el sexo, la decadencia, la memoria, la fidelidad, el pasado, el futuro, el arte…

Estamos, en suma, ante una pieza sugerente y seductora, a veces ensimismada, triste y luminosa igualmente.

Como siempre, la música ha sido un componente muy importante en las películas de Sorrentino, y en esta juega un papel verdaderamente significativo, casi protagonista, ya que el personaje principal es un famoso director de orquesta y compositor retirado. Aunque él afirma no echar de menos ese mundo, Fred, el personaje que interpreta Michael Caine, siente la presencia de la música en todas partes y la busca de manera casi inconsciente. (...)


AMPLIAR (Revista nº23)


Julián de la Llana del Río

También comentó:
La Novia - Techo y Comida - Nuestra herrmana pequeña - La juventud - Nadie quiere la noche - Mayo de 1940 - Los cuatro mosqueteros - Los años bárbaros - Doctor Zhivago - Bienvenido Mr. Heston.

© Cineclub UNED | 1994-2017