MENU
Director. Kore-Eda Hirokazu
Intérpretes. Haruka Ayase, Masami Nagasawa, Suzu Hirose, Kaho, Ryô Kase, Ryôei Suzuki, Rirî Furanki, Shin´Ichi Tsutsumi.
128 minutos

Japonés (VOSE)



VUELTA AL ORIGEN

Nuestra hermana pequeña está basada en un manga muy popular en Japón. Kore-eda siempre había utilizado guiones propios, pero en esta ocasión se apoya en la historia de Akimi Yoshida, porque, según el director, tenía algo muy especial. Vuelve a tratar un tema familiar, como en otras de sus películas, aunque ahora desde un punto de vista diferente. Y es que las protagonistas nos llevan a su mundo particular, porque “cada uno vuelve a sus orígenes, a los lugares de donde viene”.

Sachi, Yosimo y Chika son tres hermanas que viven en la ciudad japonesa de Kamakura, en la casa de su abuela. Un día reciben la noticia de la muerte de su padre, un hombre que las abandonó cuando eran pequeñas y al que no habían visto en los últimos quince años. Las tres viajan entonces al campo para asistir al entierro y allí conocen a Suzu, la hija que tuvo su padre después de dejarlas, una chica tímida con la que no tardan en encariñarse y a la que le proponen que viva con ellas en la ciudad. Pronto las cuatro hermanas empezarán a vivir juntas y comenzará una nueva etapa vital para todas ellas.

“Los cuatro personajes principales de la película son cuatro hermanas. Además, la historia gira en torno a Suzu, la más joven de todas, que intenta afianzar su personalidad, y a Sachi, la mayor, que debe aceptar a sus padres. Pero también creo que se centra en la ciudad y en el tiempo que pasa cada día. A pesar de las olas y de las mareas, la costa y las playas siguen siendo las mismas, y a la ciudad le pasa lo mismo. Tampoco cambia en su esencia a pesar de que lleguen nuevos habitantes, como Suzu, u otros se vayan, como la Sra. Ninomiya o el novio de Sachi.

Me pregunto si el protagonista de la película no es, en realidad, el tiempo que absorbe el pasado y el futuro. Con este pensamiento, me di cuenta de que centrarme en las difíciles relaciones de los personajes no era el enfoque correcto para la película. No solo me interesa mucho la belleza de Kamakura y de las cuatro hermanas, sino también la actitud de aceptación de la ciudad en sí, capaz de absorber y abrazar todo lo que pasa. Es la belleza que nace cuando comprendemos -sin melancolía y abriendo nuestros corazones- que solo somos granos de arena que forman parte de un todo, y que la ciudad, el tiempo de la ciudad, seguirá adelante aunque nosotros ya no estemos. Dirigí Nuestra hermana pequeña desde esta perspectiva.” (Kore-eda Hirokazu)

Nuestra hermana pequeña sigue las pautas básicas del estilo de un Kore-eda que nuevamente dirige su mirada a las mujeres, que en este caso son cuatro hermanas de caracteres muy diferentes. (...)


AMPLIAR (Revista nº23)


Julián de la Llana del Río

También comentó:
La Novia - Techo y Comida - Nuestra herrmana pequeña - La juventud - Nadie quiere la noche - Mayo de 1940 - Los cuatro mosqueteros - Los años bárbaros - Doctor Zhivago - Bienvenido Mr. Heston.

© Cineclub UNED | 1994-2017